Los huesos en crecimiento absorben más calcio de la sangre que en cualquier otra etapa de la vida. Por esa razón se aconseja a los niños y a las niñas de 9 a 18 años de edad consumir mil trescientos miligramos de calcio al día. Eso es lo equivalente a cerca de cuatro vasos y medio (de ocho onzas) de leche con bajo contenido de grasa. Son buenas fuente de calcio: leche y platos hechos con leche, quesos, yogurt, pescados, verduras de color verde.
¿Requieres consejo para tus hijos adolescentes? En el HDLV contamos con una serie de especialistas que podrán guiarte y aconsejarte para asegurar una nutrición adecuada.
Comunícate con nuestro Departamento de Nutrición PBX 2977900 Ext 1845